Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

“La Bayamesa” en Caibarién

19 de octubre de 2017 20:13
38 0
“La Bayamesa” en Caibarién

Numerosas conjeturas desata a través del tiempo la historia de nuestro “Himno Nacional”. La marcha patriótica que, al cantarla o escucharla enardece a los nacidos en Cuba, en el caso de nuestra villa desata una interrogante: ¿“La Bayamesa” se cantó en Caibarién antes del año 1898?

En busca de respuestas, iniciemos por rememorar la idílica visión del Mayor General Pedro Figueredo (Perucho), escribiendo sobre la montura de su caballo Pajarito la letra de esta pieza, rodeado del júbilo patriótico de los bayameses entonándolo para festejar la toma de su villa por las tropas insurrectas bajo el mando de Carlos Manuel de Céspedes (20 de octubre de 1868).

Sin embargo, la mayoría de los historiadores concuerdan en que la música y la letra de este himno fueron creadas con anterioridad, y que Figueredo en aquel trascendental momento patrio dio a conocer los versos antes elaborados por él (14 de agosto de 1867) y musicalizados, a petición suya por el músico Manuel Muñoz Cedeño (8 de mayo de 1868).

Las partituras originales del himno desaparecieron en el incendio de Bayamo (12 de enero de 1869), pero su autor repitió la escritura de la obra musical para voz y piano a petición de su amiga Ada Morel (1869), a quién se la obsequió. Este documento original, se conserva en los fondos del Museo Nacional de la Música, y se expone al público cada 20 de octubre. Aunque siempre se muestra una copia junto a la efigie en plumilla de Perucho Figueredo y la Bandera cubana.

Una vez tomado Bayamo, y cantado por vez primera el himno bayamés su historia se confunde en el tiempo. Por solo citar algunos ejemplos, Fernando Figueredo Socarrás, combatiente de la primera guerra y sobrino de Perucho Figueredo, no menciona la pieza en ninguna de las conferencias que sobre la contienda de la segunda villa fundada en Cuba impartió en Cayo Hueso entre 1882 y 1885, ni en otras anotaciones suyas.

Por otra parte, en el Periódico Patria, en su edición del 25 de junio de 1892, Martí publicó una versión para voz y piano de “La Bayamesa” que fue conocida por la emigración cubana. En ella se cambia los versos cuando escribe: “en oprobio y afrenta sumido”, a como se canta en la actualidad: “en afrenta y oprobio sumido”. Así sucedió en múltiples ocasiones, que nos dejan saber a través de Patria, que el himno bayamés se tomó como símbolo.

Sin embargo, ninguno de los textos de la Constitución de la República en Armas (Guáimaro, Jimaguayú, y La Yaya), ni la literatura de campaña más difundida sobre la Guerra de los Diez Años refiere a “La Bayamesa” como himno nacional de Cuba.

Estas y otras polémicas históricas, permiten preguntarnos: ¿“La Bayamesa” se cantó en Caibarién antes del año 1898? Durante la búsqueda de la respuesta compilamos las opiniones de tres reconocidos estudiosos de la historia de la Villa Blanca, los licenciados Lenin Flores Márquez, Benito Carreras Pérez y Víctor Rivas González.

Lea también: La selección cubana de béisbol llegará el próximo jueves a Nicaragua

El Lic. Lenin Flores Márquez, ha investigado hasta la saciedad en documentos de la época y otros más cercanos, sin alcanzar respuesta. Como caibarienense culto y patriótico se aferra a la quimera que deja ver las partituras de “La Bayamesa” interpretadas al piano y cantada, por vez primera en la casa de la Coronela María Escobar Laredo, y quizás en más de un encuentro conspirativo convocado por la insigne heroína mambisa de Caibarién.

Pero, este avezado investigador de la historia de nuestra villa, prefiere aferrarse a la idea de que, jamás “La Bayamesa” se cantó con tanto fervor como en la mañana del 26 de diciembre de 1898, cuando, por primera vez se izó la bandera cubana en lugar de la española en el ayuntamiento de Caibarién, y la villa se declaró libre del yugo colonial de España. Este pasaje es descrito en los Anales y efemérides de San Juan de los Remedios y su Jurisdicción, de José Antonio Martínez Fortún y Foyo.

Por su parte, el Lic. Benito Carreras Pérez, estudioso de la historia local y especialista de la Dirección Municipal de Cultura, está convencido de que “La Bayamesa” no se cantó jamás en Caibarién durante la etapa de 1868 hasta 1898. Carreras sustenta su hipótesis sobre la primacía de otras composiciones, en particular el Himno Invasor, compuesto el 15 de noviembre de 1895, por el entonces Comandante Enrique Loynaz del Castillo, en particular porque este himno tenía la misión de unir las generaciones del 68 y del 95, y simbolizaba la bravura, el desafío y el arrojo de los mambises que cayeron combatiendo en la contienda del 68.

Otro apasionado por la historia de Caibarién, el Lic. Víctor Rivas González, imagina que “La Bayamesa” se cantó en nuestra ciudad después del “Himno de Las Villas”, ya que son varias las ocasiones en la historia de Cuba, que se alude a la presencia este himno entre el mambisado del centro de la Isla.

El también profesor de Historia, argumenta que en febrero de 1874, al fragor de la invasión de Las Villas, se pidió al poeta villareño Antonio Hurtado del Valle, el Hijo del Damují, que creara un himno, así nacieron las cuartillas del que desde aquel momento se convirtió en canto de guerra y victoria de los villaclareños.

Es manifiesto que los historiadores de Caibarién, no se ponen de acuerdo en cuánto a la respuesta a la interrogante: ¿“La Bayamesa” se cantó en Caibarién antes del año 1898? Tengamos presente además que, la reconocida musicóloga cubana Flora Mora, asevera que el Himno Nacional de Cuba llegó a contar con más de veinte versiones distintas.

Manuel Piedra Martel, uno de los jefes mambises que más se distinguió por su valor en el asalto y toma de la ciudad de Victoria de las Tunas, en sus memorias confirma que en la manigua cubana, el himno bayamés fue un fuerte símbolo patrio a partir de los años 90. Semejante ocurre con las anotaciones hechas en campaña por varios insurrectos.

Lea también: Comenzaron inscripciones para media maratón del Cacahual

Entonces, regresemos al inicio, cuando comentamos que la letra original del himno de Bayamo tenía seis estrofas, pero a partir del año 1902, ya instituida la República, comenzó la apropiación legal de “La Bayamesa” como símbolo de la nación. Al unísono se adoptó la decisión de acortarlo y eliminar alusiones ofensivas al pueblo español, dejándolo en las dos estrofas que hoy entonamos con tanto orgullo patrio.

Numerosas investigaciones y argumentos demuestran que al ser un himno de guerra contra la colonia española, era prohibido. Motivo para que “La Bayamesa” bajo la autoría de Perucho Figueredo formara parte indisoluble de la oralidad, y fuera víctima de las modificaciones hechas por cubanas y cubanos de la época necesitados de cantar a la libertad de la patria.

“La Bayamesa”, como ningún otro himno desborda en amor patrio y decisión de libertad del pueblo de Cuba. Es merecido que el 22 de agosto de 1980, en reunión del Consejo de Ministros de Cuba, se instituyera el 20 de octubre como “Día de la Cultura Cubana” en homenaje a aquella memorable fecha en que los mambises al mando de Carlos Manuel de Céspedes liberaron Bayamo, y se entonara por vez primera nuestro Himno Nacional, “La Bayamesa”.

Radio Caibarién seguirá tras las huellas históricas del himno de Bayamo en nuestra villa. Por lo pronto, la interrogante sigue en pie en espera de respuestas…¿“La Bayamesa” se cantó en Caibarién antes del año 1898?

-Anales y efemérides de San Juan de los Remedios y su Jurisdicción, de José Antonio Martínez Fortún y Foyo. Tomo IV (1886 a 1898).

-Varios números de las revistas Archipiélago y Villa Blanca, publicadas en Caibarién y conservadas en la Biblioteca Municipal “Antonio Arias García”.

-Publicaciones en Internet de diferentes medios de prensa cubanos, en particular del periódico “Escambray”.

-Videos de La Bayamesa y el Himno Nacional compartidos del canal YouTube.

Fuente: radiocaibarien.icrt.cu

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0