Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Casa por cárcel, el cambio de destino de Leopoldo López

9 de julio de 2017 11:33
22 0
Casa por cárcel, el cambio de destino de Leopoldo López

Venezuela y el mundo amanecieron con la noticia de la salida del fundador de Voluntad Popular de prisión. Tras más de tres años de reclusión en el penal militar de Ramo Verde, está nuevamente con su familia

Blanco. Este es el color de su camisa, dentadura, barba y cabello. Recuerda a aquel 18 de febrero de 2014 en la plaza José Martí de Chacaíto, incluso al verlo con la bandera de Venezuela en sus manos, pero el cambio es innegable.

Canoso, visiblemente flaco y con arrugas alrededor de sus ojos. Así pudo ver el mundo a Leopoldo López asomado en el portón de su casa la tarde de este sábado 8 de julio, pero nadie vio a un hombre libre.

No es justicia ni tampoco es libertad. El hecho que Leopoldo López haya vuelto a pisar su casa luego de tres años, cuatro meses y 19 días no es un acto de libertad sino un cambio en el sitio de reclusión. Salió del Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde a su hogar en la 8va avenida de Los Palos Grandes.

“No podemos calificarlo como un acto de justicia porque no lo es. Es un cambio de centro de reclusión, pero no elimina la arbitrariedad de su detención y todos los graves vicios que se cometieron durante el mismo”, enfatizó Juan Carlos Gutiérrez, abogado principal de la defensa del político de Voluntad Popular.

López recibió una medida sustitutiva de libertad por parte de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, la misma que preside quien es el jefe máximo de esa institución, Maikel Moreno. La decisión tomó de sorpresa al país e incluso no se conoce la sentencia sobre el caso.

La Sala aseveró en una nota de prensa que se avocó de oficio a la causa de López y que este recibía una medida humanitaria por dos motivos: la existencia de “serios señalamientos de irregularidades sobre la distribución del expediente a un Tribunal de Ejecución” y por la información recibida sobre la situación de salud del dirigente. Sobre el primer motivo, el abogado señaló que en todo el proceso han denunciado el retardo procesal en la asignación de un tribunal, en especial en los últimos meses.

Detalló que el expediente del caso estaba en el Tribunal 28 de control, el mismo que presidió la entonces jueza Susana Barreiros cuando condenó a López, y que lo que impedía la asignación de tribunal eran excusas como la falta de sellos, firmas y errores de foliatura. Reiteró que el “severo retardo procesal inexcusable” es el vicio más inocuo en todo el proceso.

Gutiérrez afirmó que no han recibido la notificación oficial de la Sala, por lo que no se conoce el alcance que tiene la medida y las restricciones que se ordenan. La defensa del líder político opositor espera el lunes conocer con detalle lo que contempla la medida. Por ahora solo saben que es un arresto domiciliario, que López tiene un brazalete electrónico que monitorea su ubicación y que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y la Policía de Chacao están encargados de su custodia y vigilancia.

Fue el mismo Sebin que en horas de la madrugada notificó a López la decisión de la Sala de Casación Penal sobre su nuevo sitio de reclusión. Gutiérrez reiteró que la posición del ex alcalde del municipio Chacao siempre ha sido la oposición a este tipo de medidas, pero frente a una decisión judicial no podía decirles a los funcionarios que se quedaría ahí.

La negativa de López de no quedar libre hasta que todos los presos políticos lo estén se mantiene, esas liberaciones sí serán un acto de justicia. El abogado informó que el lunes presentarán en el expediente un documento fijando la postura política de López.

Aunque tenían 92 días sin poder verlo, los abogados del fundador de Voluntad Popular no descansan en su lucha por la libertad de López. En mayo, Gutiérrez denunció ante el Ministerio Público los delitos de violación a los derechos humanos cometidos dentro de Ramo Verde y solicitó a la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, su intervención para garantizar el derecho a la defensa por el agravamiento de las condiciones de incomunicación y aislamiento. Además, introdujo un recurso de amparo constitucional para la restitución urgente de los derechos de López.

La defensa ha pedido en varias ocasiones la medida de casa por cárcel a las autoridades. Al igual que los familiares de López, quienes han solicitado a distintas instituciones que intercedan para mejorar sus condiciones.

“Nosotros sí hemos pedido casa por cárcel porque estoy en la obligación de hacerlo, si no lo hago como abogado defensor, entonces que me quiten el título de abogado porque soy un pésimo defensor”, señaló.

Ahora que salió de Ramo Verde, la insistencia porque se anule el juicio y la decisión que condenó a López a más de 14 de prisión sigue. El objetivo es la libertad plena.

“Insistiremos en la liberación de los restantes presos políticos e insistiremos en lo que debe ocurrir: la nulidad de todo ese juicio, de la condena, el reconocimiento de estos graves vicios y que esto no vuelva a ocurrir en Venezuela. Absolutamente para nadie. Que no ocurra en el futuro para nadie, ninguna persona debe ser sometida al juicio como fue sometido Leopoldo López. En el futuro no puede haber otro venezolano sometido a un juicio tortuoso como este, sea quien sea y que se le acuse de lo que se le acuse”, expresó.

Gutiérrez continuará con la denuncia del caso de López ante la Organización de Naciones Unidas como anunció en febrero, cuando se desestimó un recurso para revertir la sentencia y se hizo definitivamente firme. El político de Voluntad Popular ahora podrá revisarla e incorporarle más elementos de lo que sufrió en los últimos meses.

El abogado vio a López después de más de tres meses. Lo encontró más flaco e incluso el mismo Leopoldo se lo dijo. También le explicó cómo fue torturado hace dos semanas.

El 23 de junio, Lilian Tintori, esposa del político, denunció al mundo que López era torturado. Difundió un video en el que se podían oír los gritos “Me están torturando, denuncien, denuncien”.

Para esa fecha, López tenía varias semanas castigado en Ramo Verde con aislamiento, había vuelto a ser penado por las autoridades de la prisión como ocurrió durante los seis meses anteriores. Como parte de la medida de aislamiento, al fundador de Voluntad Popular lo colocaron en una celda sin ningún tipo de condiciones básicas ni el acceso a los alimentos y el agua que su familia le había enviado. Querían darle la comida y el agua del penal, pero él no la aceptó. Duró 48 horas sin ingerir alimento y fue entonces cuando aceptó el agua, al hacerlo su salud se complicó debido al tiempo que su cuerpo tenía sin comida. López se intoxicó y su condición se agravó, pero a pesar de esto no recibió asistencia médica ni tratamiento de forma inmediata.

“Esa fue la tortura que él denunció a gritos en la cárcel de Ramo Verde y eso constituye una tortura”, contó Gutiérrez.

A pesar de esto, el defensor del Pueblo, Tarek William Saab, informó el 28 de junio que la Defensoría había visitado a López y este no tenía “signos de haber sido, como se dijo, salvajemente torturado, no, no, nada de eso”.

2. Tortura: son actos por los cuales se inflije intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos, ya sea físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos sufrimientos sean infligidos por un funcionario público o funcionaria pública u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento.

3. Trato cruel: son actos bajo los cuales se agrede o maltrata intencionalmente a una persona, sometida o no a privación de libertad, con la finalidad de castigar o quebrantar la resistencia física o moral de ésta, generando sufrimiento o daño físico.

Gutiérrez destacó que aunque López se ve “bien” físicamente solicitarán el inicio del proceso de análisis médico correspondiente.

No había terminado de salir el sol del sábado cuando Leopoldo López iba camino a su casa con una comisión del Sebin. Ahí no solo le esperaba Lilian sino sus hijos, a quienes había visto el miércoles después de que Tintori pidiera a la Defensoría del Pueblo que ellos pudieran estar con su padre por unas horas, después de más de tres semanas sin visitas.

Gutiérrez contó que lo primero que hizo López al llegar a su casa fue abrazar a su esposa y fue él quien despertó a sus hijos para darles la noticia de que su papá había regresado para estar con ellos.

Al llegar a su hogar, López también habló vía telefónica con su padre, quien está en España y con quien tenía meses sin contacto, y pudo ver a su madre aproximadamente a las nueve de la mañana cuando esta llegó a la residencia al igual que su hijo: vestida con una camisa blanca.

Al político también lo vieron Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional y miembro del partido de López; el alcalde de El Hatillo David Smolansky, cofundador de Voluntad Popular, y más dirigentes y familiares.

Guevara fue el encargado de dar a conocer el mensaje de López a los venezolanos. Uno en el que el político aseguró estar dispuesto a regresar a Ramo Verde si ese era el riesgo por mantener su convicción de lucha por la libertad.

“Venezuela, este es un paso hacia la libertad. No tengo resentimiento alguno y tampoco voluntad alguna de claudicar en mi lucha. Mantengo firme mi oposición a este régimen, es firme mi convicción de luchar por una verdadera paz, convivencia, cambio y libertad; palabras que aspira ver hechas realidad el pueblo y palabras que hago mías. Si mantener mi convicción de lucha por la libertad significa correr el riesgo de volver a una celda en Ramo Verde, estoy más que dispuesto a asumirlo. Estoy preso en mi casa, pero también está así el pueblo de Venezuela. Lo que me mantuvo firme en los días más duros era saber que por más sufrimiento que yo pasaba, no era nada comparado con el de nuestro pueblo. Por lo tanto, hermanos y hermanas, les reitero mi compromiso de luchar hasta conquistar la libertad”, escribió López.

Por más de tres años, Ramo Verde fue el lugar donde Leopoldo López hizo parte de su vida. Estando ahí compartió con otros presos políticos, envió mensajes, recibió a su familia y además sufrió castigos y tratos degradantes. En ese sitio también estudió y escribió, cuando sus carceleros se lo permitían, sobre Venezuela y su situación.

Con la notificación que López recibió en la madrugada por parte del Sebin de que tendría un nuevo sitio de reclusión no solo dejó atrás las paredes de Ramo Verde sino también sus libros y escritos, esos que tanto le costaron obtener y por los cuales fue reprendido, además de otras posesiones de carácter sentimental.

El abogado Juan Carlos Gutiérrez informó que están solicitando a la prisión que entregue las pertenencias, bregarán para que no se pierda eso que construyó en su reclusión, esa parte de su vida.

Se desconoce que hará Leopoldo López ahora y que le permitirá la justicia venezolana, solo que ahora “podrá dormir y despertarse con su familia”.

Fuente: el-nacional.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0