Cancelaciones de vuelos fueron pérdidas en ventas de las aerolíneas

17 de septiembre de 2017 10:17

9 0

Al menos 7 vuelos que se efectuarían en las dos últimas semanas fueron suspendidos en Bolivia. Estos tendrían que operar desde y hacia Estados Unidos y las Islas del Caribe, pero debido al huracán Irma que amenazó fuertemente a estos lugares es que BoA, Copa Airlines y Avianca se vieron obligadas a paralizar sus salidas a esos rumbos.

"En esas fechas teníamos 50 pasajeros de Cochabamba rumbo a Miami y 50 pasajeros que estaban en vuelos local nuestro y no hemos vendido más espacios porque los teníamos a esos pasajeros confirmados.

Luego se deshizo la operación por el tema climatológico, entonces hemos perdido oportunidades de venta.

Y esto ocurre todo el tiempo en las aerolíneas aunque sean vuelos nacionales, como cuando está nevando alguna ciudad del país y no podemos salir, eso fue lo que pasó esta semana con Potosí", contó Hugo Estradas, jefe de Planificación de Comercio y Marketing de Boliviana de Aviación (BoA).

Esta aerolínea del Estado dio a conocer un informe señalando la cancelación de cuatro vuelos en los días 9, 10 y 11 del mes presente, dos de ida y dos de vuelta a Miami, además que otros dos vuelos que adelantaron su salida el jueves 7 y viernes 8 de septiembre.

Situaciones. Caso parecido ocurrió con Avianca donde las cancelaciones fueron durante dos días a Miami y uno a La Habana.

"Tuvimos muy pocas cancelaciones, pero a los clientes se le dio la opción de reprogramar su vuelo hasta el 15 de octubre y para los que fueron afectados se les dio hasta el 15 de septiembre. Estos días tuvimos muchas reprogramaciones porque por políticas de la aerolínea no hubo reembolso”, dijo una de las funcionarias de la aerolínea colombiana que tiene oficinas en Equipetrol.

Según el informe de esta aerolínea, Avianca tuvo que cancelar los vuelos desde Bogotá y Lima hacia Santo Domingo y Punta Cana, y luego desde y hacia Miami, Orlando y Fort Lauderdale entre el 7, 10 y 11 de este mes.

Fechas para reprogramar vuelos. "Se han reestablecido las operaciones desde y hacia San Juan, Puerto Rico, y Santo Domingo, Santiago y Punta Cana, República Dominicana, desde el 8 de septiembre; Puerto Príncipe, Haití, desde el 9 de septiembre; y Nassau, Bahamas, desde el 10 de septiembre. Por ahora, se encuentran suspendidas temporalmente las operaciones en Habana, Santa Clara y Holguín, Cuba; Miami, Fort Lauderdale, Tampa y Orlando, Florida; y St. Marteen fue el único informe que dio en esta semana Copa Airlines a sus pasajeros, se intentó hablar con ellos pero no se tuvo respuestas. Del mismo modo, señaló que ofrecen la opción a quienes hayan emitido su boleto hasta el 5 de septiembre de este año con fechas de vuelo entre el 5 y el 19 de septiembre, podrían cambiar su fecha de viaje exonerándolos de penalidades.

Por su parte, BoA dio la alternativa de reprogramación de vuelos a los pasajeros que tendrían que viajar entre el 6 y 12 de septiembre, desde esta fecha los que no viajaron pueden realizar cambios en sus itinerarios posponiendo la fecha hasta el 30 de este mes. Los cambios estarán sujetos a la capacidad de vuelo.

"Los temas climatológicos representan un perjuicio para el operador y para el usuario, esto siempre sucede con las aerolíneas", dijo Estradas y aclara que la mayoría ya hizo sus reprogramaciones, aunque varios han dejado en espera sus vuelos, porque no han decidido todavía cuándo volar, o si ya no vuelan "seguro solicitarán su reembolso", afirmó.

La reprogramación en agencias. "Estas dos semanas el trabajo fue pesado para las agencias y las aerolíneas. Hemos tenido que hacer reprogramación de viajes tanto con las aerolíneas y los hoteles", dijo el miércoles Andrea Rojas, agente de reserva de la agencia de viaje Cuarta Dimensión.

Contó que entre sus clientes le tocó reprogramar alrededor de 15 personas porque aparte de pasajeros que viajaban solos, le buscó nuevas fechas a tres familias que viajaban con paquetes al Caribe y Estados Unidos. Caso parecido, les pasó a sus nueve colegas con las que trabaja en dicha agencia.

Por su parte, Diana Trella, de Gringa Tours, manifestó que tuvo unas “semanas recargadas” porque en caso que sus clientes no iban a su oficina, llamaba por teléfono a la agencia para que busquen opciones de nuevas fechas para sus vuelos vacacionales u otros que fueron cancelados.

"Lo que más nos ha costado para las agencias era hacer los cambios con la aerolínea BoA porque justamente en esos días ellos estaban cambiando de sistema y no se podía hacer cambios por internet, sino la única opción era ir a la oficina física y ya se imaginarán cómo había de gente", afirmó.

Recomendaciones para el pasajero. La empresa aconseja contactar localmente a las aerolíneas, informarse a través de sus portales en Internet o por la vía telefónica, a fin de verificar el estatus de los vuelos que fueron afectados de alguna manera por el fenómeno natural como fue Irma.

"Fueron dos semanas de trabajo pesado para las agencias y aerolíneas. Hemos tenido que hacer reprogramación de viajes con aerolíneas y hoteles'.

"Los temas climatológicos representan un perjuicio para el operador y para el usuario, esto siempre sucede con las aerolíneas'.

Fue un huracán que amenazó las Islas del Caribe y Florida. Se trató del primer huracán mayor y uno de los más poderosos que se han desarrollado en el Atlántico oriental (al este de 35°W) desde el huracán Julia en la temporada de 2010. Es la novena tormenta nombrada, el cuarto huracán y el segundo huracán mayor de la temporada de 2017.

Se desarrolló el 30 de agosto cerca de las islas de Cabo Verde a partir de una onda tropical que se había desplazado de la costa oeste africana dos días antes.​ Gracias a las condiciones favorables, se intensificó rápidamente. Con solo 24 horas, se convirtió en un huracán de categoría 2. Su intensidad fluctuó durante los días siguientes debido a la formación del ojo. Pero el 4 de septiembre subió a categoría 5. Eso lo hace el más fuerte desde Félix en la temporada de 2007.

Fuente: eldia.com.bo

A la página de categoría

Loading...