Los derechos humanos son sagrados y respetados en Cuba

25 de noviembre de 2013 21:48

15 0

Los derechos humanos son sagrados y respetados en Cuba

Aunque hablar sobre Derechos Humanos en un país socialista como Cuba me parece una redundancia, pasaré por alto ese aspecto semántico y expondré hechos concretos de cómo estos son respetados, a pesar de que los enemigos de la Revolución manipulan y tergiversan el tema.

Solo en el año 2003, aún con Período Especial en Tiempo de Paz por la extinción del Socialismo en Europa y la Unión Soviética, los gastos en educación crecieron en 456 millones de pesos y los de salud en 107 millones. Ni los huracanes, ni las intensas sequías impidieron que el Estado priorizara a esos servicios públicos y gratuitos.

Mientras, en la Seguridad Social, tambaleante en Europa por la crisis económica mundial, en la mayor de las Antillas aumentó en 116 millones de pesos y la consideramos una conquista de la Revolución y el socialismo.

Sépase que en el Informe de Cuba al Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos en el 2009, este incluyó los derechos civiles y políticos: "...El derecho a la vida, la libertad e inviolabilidad de las personas y a su integridad personal", sin enjuiciamientos extrajudiciales a quienes infringen la ley, sino con juicios y plenas garantías procesales.

En Cuba "la violencia contra las personas, además de ser sancionada, es prevenida mediante acciones educativas", según el propio documento.

Existe libertad religiosa para todos y sin restricción para el culto. Hay más de 400 religiones e instituciones religiosas basadas en el credo de sus membresías, entre ellas la Iglesia Católica y la Iglesia Protestante, además de la organización Testigo de Jehová, para solo citar algunas.

Contrariamente a lo que dicen adversarios políticos y hasta personas confundidas, contamos con libertad de opinión, de expresión y prensa. Hoy resurgen las quejas, controversias y los debates públicos sobre actitudes negativas e indisciplinas sociales, transmitidos en vivo por Radio y Televisión, además de impresos en periódicos locales y nacionales.

También disfrutamos del derecho a la igualdad, la no discriminación y la perspectiva de género. Dígale negro en forma despectiva a un cubana o cubano con ese color de la piel y será censurado al instante...!hasta tal punto ha llegado la formación de valores en esa materia!.

Entre las prohibiciones, según el carácter humanista de la Revolución, está el discriminar a alguien por su color, sexo, credo político o religioso. Los alumnos en las escuelas y los enfermos en los hospitales reciben esos servicios con calidad y sin costo alguno, sean o no revolucionarios; basta con que sean cubanos.

Tan acostumbrados estamos a disfrutar plenamente los derechos más elementales del hombre que lo vemos como algo natural y consustancial a la condición de cubanos. Quizás por eso olvidamos con frecuencia que en otras partes del mundo no es así.

Ahora bien, quienes vivimos en la mayor de las Antillas sufrimos desde el 1960 una violación de los Derechos Humanos, si, la del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos de América que trata inútilmente de doblegarnos por hambre y enfermedades.

Precisamente, hace unos días Cuba fue reelegida para un nuevo período de tres años en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas en reconocimiento a su posición de rechazo a los dobles raseros y los esfuerzos de las potenciales occidentales de utilizar dicho Consejo con fines políticos.

¿Acaso eso no será suficiente para dejar a un lado el gastado pretexto de supuesta violación de los Derechos Humanos en Cuba para justificar el injustificable bloqueo yanqui? Por supuesto que sí, pero quienes se autotitulan hipócritamente como sus defensores, en realidad viven a expensa de esta retórica pestilente.

Fuente: ahora.cu

A la página de categoría

Loading...