Taxistas de Paraguay se suman a protestas contra la corrupción

23 de noviembre de 2013 19:55

8 0

ASUNCION -- Las protestas contra la corrupción en el Congreso de Paraguay iniciadas hace una semana ganaron el sábado el respaldo de los taxistas de Asunción, que llevaron su “enjambre amarillo” de vehículos al ágora del país, mientras se convocaba una nueva manifestación.

“Nosotros venimos a adherirnos a esa indignación ciudadana”, dijo a Efe Sebastián Dávalos, presidente de la Asociación de Profesionales Taxistas de Asunción (APTA), quien calculó en más de 1,000 los asistentes a la protesta frente al Congreso.

La misma Plaza de Armas, que es el epicentro de las muestras de descontento popular en el país, que fue escenario el pasado miércoles de otra manifestación convocada por las redes sociales que reunió a algunos miles de personas para pedir con rollos de papel higiénico una limpieza del Congreso.

El enfado popular por el nepotismo aúna tanto a grupos comunistas que participaron en la marcha del viernes como a grandes asociaciones empresariales y a la Iglesia católica.

La ira ciudadana estalló con el rechazo el pasado 15 de noviembre por parte de la Cámara alta del desafuero de Víctor Bogado, ex presidente de la Cámara de los Diputados y actual senador del Partido Colorado, la agrupación del mandatario Horacio Cartes.

La Fiscalía había pedido procesarlo porque contrató en la Cámara de Diputados a una mujer que recibía dos sueldos con dinero público por cargos que no cumplía, pues en realidad era la niñera de sus hijos, según su investigación.

Su caso se ha convertido en un símbolo de la práctica del nepotismo en el Congreso, revelada después de que las dos cámaras cedieran a las denuncias de la prensa y publicaran en octubre los nombres y sueldos de sus funcionarios, entre los que abundan los familiares de los legisladores.

Las protestas han ido en aumento desde el mismo 15 de noviembre, dirigidas contra los 23 senadores que votaron en contra de retirar la inmunidad parlamentaria a Bogado, una medida que impide que sea enjuiciado por las imputaciones presentadas por la Fiscalía.

El movimiento se articula a través de las redes sociales y carece de líderes claros, como ha ocurrido en las protestas en los últimos años en otros países.

En una de esas redes se convocaba hoy a realizar una cadena humana alrededor de la Legislatura el próximo jueves para exigir la renuncia de los 23 senadores.

Mientras, los taxistas de Asunción han acordado no llevar a los 23 legisladores en sus vehículos, o siquiera responder a llamadas del Congreso, según dijo a Efe Nazario Ríos, presidente de su cooperativa. “Nos han dicho que no están apurados porque todos tienen vehículo propio”, aseveró.

Con ello, se han unido a un boicot que llevan a cabo más de un centenar de restaurantes, bares, cines, hospitales, gasolineras y otros comercios de Asunción, que han prohibido la entrada a los 23 y sus allegados, quienes han sido abucheados en algunas ocasiones tras ser reconocidos en los establecimientos.

“La gente se está levantando, ya está estamos cansados de tanto callarnos”, dijo el taxista Domingo Galeano, que escuchaba los discursos de hoy bajo un árbol en la Plaza de Armas.

Los directivos de los gremios arengaban a sus asociados subidos en una camioneta en la Plaza de Armas, frente al Congreso, que estaba aislado por vallas y un dispositivo policial.

Los taxistas se agrupaban en pequeños grupos bajo cualquier sombra mientras bebían tereré de sus termos, una infusión típica de Paraguay que se ingiere fría, para soportar los más de 30 grados.

Los pocos que se aventuraban a aglomerarse bajo el sol delante de la camioneta de los oradores llevaban carteles con eslóganes como: “No al ciudadano de primera y segunda clase” e “Inmunidad no es igual a impunidad”, así como una pancarta con la foto de los 23 senadores.

“Lo que se ha hecho aquí también es una hoja de ruta para las próximas elecciones, para ver a quién tenemos que elegir”, opinó Galeano.

Fuente: elnuevoherald.com

A la página de categoría

Loading...