Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Puigdemont declara la independencia de Cataluña, luego la suspende y pide diálogo

10 de octubre de 2017 19:12
1 0

El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, acaba de comparecer una hora y diez minutos después de lo previsto para repasar la situación política de Cataluña y ha asegurado al final de su discurso que, como presidente de la Generalitat, asume presentar el resultado del referéndum para que "Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de República".

Sin embargo, inmediatamente después Puigdemont ha pedido al Parlamento que suspenda los efectos de esta decisión para que en las próximas semana se pueda negociar en un proceso de diálogo.

En su discurso, Puigdemont ha destacado que Cataluña "se ha ganado el derecho a decidir y a ser respetada y escuchada", ya que el sí a la independencia de España ha ganado dos elecciones con mayoría absoluta y un referéndum con cargas policiales.

Según explicó, los catalanes no tienen nada contra España, pero "desde hace años la relación no funciona y es insostenible". Cataluña, además, es ya "un asunto europeo".

Por otra parte, Puigdemont explicó que la salida de al menos siete grandes empresas catalanas que cotizan en Bolsa no tiene la repercusión económica que le han dado en España, sino que es simplemente "un relato para los mercados".

Caixa Bank, el mayor banco de Cataluña, Sabadell, Abertis y la inmobiliaria Colonial han trasladado su sede social a otra ciudad española para evitar el impacto negativo en sus cuentas de la declaración unilateral de independencia de Cataluña.

Según explicó, la declaración descafeinada hecha ayer no es una decisión personal, sino "el resultado del referéndum del 1 de octubre", del que resaltó varias veces en su discurso que estuvo marcada por las cargas policiales ordenadas por el Gobierno español, que dejaron más de 800 heridos. Aún así, dijo, no se pudo evitar que votaran más de dos millones de personas y "no sabemos cuántos quisieron votar y no pudieron". "Les salió el tiro por la culata".

De nada sirvieron, en opinión de Puigdemont, las detenciones de 14 altos cargos de la Generalitat, las escuchas telefónicas, el cierre de 140 webs o la violación de correspondencia. Las personas que acudieron a votar el 1 de octubre "encontraron urnas, papeletas y mesas constitutidas".

El primer aplauso de su discurso se lo llevó el 'president' de Cataluña cuando hizo un reconocimiento a las personas y voluntarios que hicieron posible el éxito de las elecciones del 1 de octubre.

También reconoció Puigdemont que en estos momentos hay mucha gente angustiada "por lo que está pasando y puede pasar en Cataluña". Echan leña al fuego "la violencia gratuita" y " la fuga de empresas cuando lo que debería importarles son "los 17.000 millones de euros catalanes que tienen que cambiar de sede social cada año".

Puigdemont se remontó a los años de la muerte del dictador Francisco Franco, cuando Cataluña contribuyó a la democracia de España. Sin embargo, lo que los catalanes entendían como "un punto de partida" se convirtió en un "punto de llegada". "El sistema empezó a involucionar".

Según reseña, 2005 marcó un antes y un después cuando el Parlamento catalán, manteniéndose dentro de las reglas de la Constitución española aprobó un Estatuto de Autonomía que desató la catalanofobia en España. Ese Estatuto consiguió 1.890.000 votos favorables. Sin embargo, en 2010 entró en vigor un Estatuto recortado por el Tribunal Constitucional, pese a que el documento había sido votado por el 47% de los catalanes. Y ahí no quedaron los recortes porque se aprobó un nuevo texto "doblemente recortado y no refrendado por los catalanes", que está vigente a día de hoy.

Puigdemont considera que desde esa sentencia del Constitucional, el Gobierno de España ha activado un programa "agresivo de recentralización" de Cataluña y está convencido de que "los últimos siete años" han sido los peores porque los catalanes han sufrido "menosprecio por su lengua y cultura", de ahí que Cataluña tenga la necesidad de constituirse en Estado. "El futuro de Cataluña, sea el que sea, debería hacerse a través de un referéndum".

Las reacciones al discurso de Puigdemont no se han hecho esperar. Pablo Iglesias, líder de la tercera fuerza política en el Parlamento español ha pedido diálogo en Twitter, tras negar que Puigdemont haya declarado la independencia de Cataluña.

Fuente: cibercuba.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0