Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Por tercera vez en Cuba: Escritura de las Diferencias

9 de marzo de 2015 18:44
230 0

Vivian Martínez Tabares, directora de la revista Conjunto y de la Dirección de Teatro de la Casa de las Américas, ofreció la bienvenida a una veintena de teatristas y promotoras que participan desde hoy hasta el próximo día 15 en la VII Bienal Escritura de las Diferencias, que tiene a La Habana como sede principal.

Nacida en 2000 en la ciudad de Barcelona, por la directora italiana Alina Narciso, al frente también de la Compañía Metec Alegre, tiene como eje central la difusión y fomento de la creación dramatúrgica hecha por mujeres. Uno de los motivos de su fundación fue el escaso número de dramaturgas en las carteleras teatrales de Europa, principalmente de España e Italia.

Para Narciso, la clave de esas “diferencias” se encuentra no solo en la diversidad de la escritura, sino también en la riqueza cultural de los participantes, dentro de los cuales no se excluye a los hombres. La Bienal es una red que intenta agrupar, a la vez, redes de mujeres teatristas ya dispuestas en algunos países. Aunque su principal objetivo es la premiación de las obras concursantes – para ello se diseña un jurado nacional en algunos países miembros y también funciona uno de carácter internacional -, la Bienal pretende discutir sobre la relación entre la dramaturgia y la puesta en escena. Este “nudo central”, como lo calificó la directora italiana, surgió como punto en la agenda a partir de los debates ocurridos durante la pasada edición.

Narciso invitó a las asistentes, algunas de ellas coordinadores nacionales, a comentar algunos aspectos de interés mutuos. Dramaturgas de República Dominicana, Ecuador y Argentina coincidieron en que la falta de apoyo institucional sigue siendo un problema esencial para el buen desenvolvimiento del encuentro y, sobre todo, para garantizar la llegada de las autoras a Cuba, país anfitrión.

Entre otros asuntos se ventiló, igualmente, la persistencia de la discriminación de la mujer también en el campo cultural y artístico, donde sigue predominando la presencia masculina y los cánones patriarcales.

A propósito de los temas abordados en las obras, Alina Narciso refirió, poniendo como ejemplos las piezas premiadas en esta edición, que son diversos y no tocan directamente, como se podría esperar, aquellos como la violencia doméstica o la discriminación contra la mujer. En las obras se pueden observar acercamientos a problemas sociales como la corrupción, la criminalización, la incomunicación, la historia o los conflictos migratorios. Como puede notarse, son argumentos que trascienden el universo femenino y se instalan en las preocupaciones más urgentes de la contemporaneidad. “Buscan una salida, un cambio, quieren una sociedad más respetuosa y más justa”, aseguró la principal organizadora. Por la parte cubana, se comentó sobre las dificultades para la concreción de esta nueva edición y se rememoró la primera vez en Santiago de Cuba, puerto de entrada de esta experiencia de intercambio profesional.

En los minutos finales de la primera sesión – en la tarde continuarán los paneles y será presentado el número 174 de la revista Conjunto – Alina Narciso explicó que se inspiró en el ensayo La escritura y la diferencia, de Jacques Derrida para nombrar al evento y también en la necesidad de ser más inclusivo, de ahí la recalificación de “las diferencias”.

Fuente: laventana.casa.cult.cu

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0